Tránsito de almas

 

PERDÓN Y SOLTAR TRÁNSITO DE ALMAS CON HOPONOPONO

“Divina presencia, pido  que se borren ahora todas las memorias, creencias y viejos programas que me ocasionan insatisfacción, enfermedad, sufrimiento, miedo, depresión o tristeza. Pido perdón por la parte de mi que boicotea mi evolución, desde la raíz y para siempre todas las creencias que me ocasionan limitaciones y carencias de cualquier clase. LO SIENTO, ME PERDÓNO, ME AMO, GRACIAS.  Y en especial solicito a mi antecesor, mi padre/ o mi madre (nombre y apellidos de la persona o personas a las que quiero apoyar en el tránsito) que seas acogido/a en a luz. Mi evolución necesita de tu sanación, por eso ruego que hagas el proceso en la dimensión de luz que tu alma requiera para evolucionar, puesto que así ayuda a sanar de mi cualquier peso vinculado a ti, que honro pero ya suelto. Te amo y desapego cada vez más el vínculo que a ti me une, porque este es eterno. Te honro, te amo, te doy las gracias por darme la vida, siéntete feliz, que yo así también me siento cuando el orden del linaje recupera su lugar en el amor. Gracias, Gracias, Gracias!”

 

Explicación de esta frase de Hoponopono sobre qué significa y que hemos de visualizar cuando lo nombramos: lo siento, perdóname, te amo, gracias.

LO SIENTO: refiriéndonos a que lamentamos nuestra participación en esta situación, conflicto, etc.

PERDONAME: Pedimos a nuestra divinidad que nos perdone. Nos hacemos responsables de la parte de nosotros que ha creado el problema.

TE AMO: Visualizamos que sentimos el corazón lleno de amor. Llenamos de amor nuestro corazón para substituir el sufrimiento, el miedo.

GRACIAS: Gratitud a la divinidad y confianza en que todo será resuelto para el mayor bien de los implicados. Gratitud por vivir esta experiencia.

 

Llibre: Hoponopono, perdóname, te amo, gracias. Autora: Mª Carme Martínez. Edit: Oceano.

……………………………………………………………………………………………………………………….

 

VISUALIZACÓN para ayudar a las almas a hacer el traspaso hacia la luz

Si queremos  ayudar a hacer el traspaso hacia la luz a almas que creemos que todavía no lo han hecho y se han quedado en un espacio intermedio. En un momento de quietud y con una vela para concentrarnos invocamos a nuestros guías y a la persona que queremos enviar a la luz. La nombramos (nombre y apellidos) y le pedimos permiso a su alma para que pueda ir a la Luz, luego pedimos a nuestros guías y a los suyos que la acompañen hacia una columna de luz que podemos crear-visualizar en un rincón del espacio donde estamos residiendo o realizando este ejercicio. Vamos visualizando cómo nuestros guías la acompañan y les damos las gracias.

Si desconocemos el nombre y apellidos del alma o almas que sentimos están  cerca de nuestra aura o en nuestro espacio vital y creemos que están perdidos les pedimos permiso para que se dejen a acompañar por nuestros guías (aquí puedes invocar ayuda al Arcángel Miguel) y a los seres de Luz hacia la columna de luz para que puedan ascender a un lugar de sanación.

Si no se encuentran preparadas para ir hacia la luz les solicitamos que vayan al lugar que les corresponde por evolución pero que no han de estar en tu aura o vivienda puesto que  tu eres luz y y tu casa también (eso si ir haciendo la meditación de la conexión de luz Cielo –Tierra personal incorporando también tu casa en esa columna de luz).

Si sabemos en qué espacio de nuestra casa hay una columna de luz de ascensión o la creamos en meditación conviene que la vayamos visualizando también para reforzarla en meditación. También puedes  adornar o preparar con cuarzos, objetos o imágenes para darle este  refuerzo físico, así la mimas y las tienes en cuenta cuando envíes almas o energías densas (nuestras tristezas también, por ejemplo) que conviene que trasmuten hacia la luz.

 

  Oración para ayudar a personas para que recuperen luz.

“Pido en este mismo instante la ayuda del universo para los seres de luz apoyen al SER de ….(nombre y apellidos de la persona que queremos ayudar). Entonces visualizamos a esta persona como si la tuviéramos en la palma de la mano. Le enviamos una columna de luz violeta (y visualizamos si se mueve o tiene algún cambio mientras recibe esa luz violeta). Luego le enviamos luz verde (sanadora) y finalmente una luz blanca”

Dibujamos con nuestra mano en el aire o con nuestra mente un  corazón y le enviamos éste hacia ella mientras visualizamos que la enviamos a la luz con éste corazón.