Meditaciones y Ejercicios

Tras una apertura de Registros Akáshicos o una sanación cabe ayudarse diariamente para estar alinead@ en la luz, por ello es muy importante tener constancia y dirección, es decir tener claro que tenemos que ser positiv@s con la intención de buscar soluciones y no más problemas ante cualquier vivencia inesperada que la vida nos regale. El miedo y la rabia nos aleja de la vibración de luz, por ejemplo, en la medida de lo posible debemos alejar estos pensamientos como cualquier pensamiento denso.

Cabe para ello tomar consciencia de nuestro cuerpo físico-mental y emocional y alinearlo con nuestra alma, para ello la conexión diaria Cielo-Tierra ( y o buscar unos minutos de meditación y leer o afirmar decretos positivos que nos ayuden a empezar el día, por ejemplo). La conexión con el sol central nos recarga energéticamente.

Pedir a los guías que nos apoyen a reforzar nuestra aura y que nos ayuden a alinear nuestro eje de forma que los cuerpos físico-mental y emocional también estén alineados y o reforzados (a veces eje y aura se desplazan o bien presentan fisuras o fugas).

 

 EJERCICIO DE ALINEACIÓN “CIELO-TIERRA”

Primero enclavarte en una columna de luz que vaya desde el centro de la Tierra hasta el sol central de la galaxia. Una vez enclavados abrir nuestro 7ª chacra (la coronilla) y posteriormente pedir a los guías, ángeles, arcángeles y seres de luz que nos acompañen  que trabajen la energía que entra por ese chacra procedente de la luz. Así solicitar que nos regeneren y equilibren todos los chacras y nos den luz y fuerza mientras el haz luminoso circula de arriba abajo ( hasta el centro de la Tierra) y de abajo a arriba. El ejercicio basta hacerlo durante 20 minutos al día, pero si notamos la energía muy fuerte puede reducirse a 10 minutos (o si la energía aún la notamos mucho puede separarse -5 minutos en una parte del día, por ejemplo por la mañana y otros 5 minutos por la tarde).

Finalmente agradezco a los guías, ángeles, arcángeles y seres de luz el trabajo que están haciendo por mi y  cierro el chacra 7 , mientras voy desconectándome de esa columna de luz que está conectada de la Tierra y al sol central. Solicito entonces la protección alrededor de mi aura (como si fuera de un huevo dorado) de luz dorada durante todo el día (visualizar como nos inunda la luz dorada y creamos un círculo de protección).

 

EJERCICIO DE ENRAIZAMIENTO EN LA TIERRA

 

1.En pie visualizar la luz del Sol Central e inspirarla poniendo atención en nuestro 7º chacra (coronilla de la cabeza).

2.Exhalar mientras visualizamos cómo desde el 7º chacra vamos dejando el aire mientras reseguimos cómo baja desde este chacra (pasando por el 6º,5º,4º,3º y 2º) hasta llegar al 1º (el Raíz ubicado entre las dos piernas). Entonces ponemos atención en este chacra..

3 .Volvemos a inspirar la energía del Sol pero visualizando como si entrara desde el chacra 1º, y vamos resiguiendo esta energía hasta llegar al chacra 7º.

4.Finalmente volvemos a  exhalar desde el chacra 7º pero esta vez expulsaremos con fuerza el aire por la boca mientras visualizamos como llega al 1er chacra (aquí es importante que cuando lleguemos al 1er chacra imaginemos que extendemos unas grandes raíces en la Tierra desde nuestros pies). A la vez vamos visualizando cómo expulsamos también las energías densas de nuestra aura (podemos imaginar que son bolas de energías grises –va bien imaginar cómo se mueven los perros cuando se secan el pelo después de un baño-).

Este ejercicio lo puedes hacer tantas veces como quieras  (cuando notes que necesites tocar Tierra, sientas un ambiente cargado y necesites descargar, cuando necesites aligerar tu energía, etc. Sube la energía -normalmente al hacerlo se siente que sube la temperatura-). Sirve también para enraizar en la Tierra, alinearse y limpiar las energías densas del aura. Se puede combinar muy bien con el ejercicio de alineamiento Cielo-Tierra.