Enraizamiento


1.En pie visualizar la luz del Sol Central e inspirarla poniendo atención en nuestro 7º chacra (coronilla de la cabeza).

2.Exhalar mientras visualizamos cómo desde el 7º chacra vamos dejando el aire mientras reseguimos cómo baja desde este chacra (pasando por el 6º,5º,4º,3º y 2º) hasta llegar al 1º (el Raíz ubicado entre las dos piernas). Entonces ponemos atención en este chacra..

3.Volvemos a inspirar la energía del Sol pero visualizando como si entrara desde el chacra 1º, y vamos resiguiendo esta energía hasta llegar al chacra 7º.

4.Finalmente volvemos a exhalar desde el chacra 7º pero esta vez expulsaremos con fuerza el aire por la boca mientras reseguimos el mismo y lo visualizamos como llega al 1er chacra (aquí es importante que cuando lleguemos al 1er chacra imaginemos que extendemos unas grandes raíces en la Tierra desde nuestros pies). A la vez vamos visualizando como expulsamos también las energías densas de nuestra aura (podemos imaginar que son bolas de energías grises –va bien imaginar cómo se mueven los perros cuando se secan el pelo después de un baño-).

Este ejercicio lo puedes hacer tantas veces como quieras (cuando notes que necesites tocar Tierra, o sientas un ambiente cargado y necesites descargar, cuando necesites aligerar tu energía, etc). Sube la energía (normalmente sientes que sube la temperatura), y sirve también para enraizar en la Tierra, alinearte y limpiar las energías densas del aura. Se puede combinar muy bien al realizarlo después del alineamiento Cielo-Tierra.